Una salida popular – El PO en Campaña

CATAMARCA

Una salida popular

Contra los candidatos del saqueo ambiental y laboral

A pesar de los esfuerzos del radicalismo gobernante y del peronismo por polarizar la elección, el cierre de listas de Catamarca ha dejado un escenario de fuerte disgregación política.

El kirchnerismo ha borocotizado gran parte de la lista del PJ, donde gravitan viejos elementos, tanto de Saadi como de Barrionuevo. No obstante, la hermana del gastronómico va a la cabeza de una lista minoritaria, y Saadi presentó su sello con el objetivo de disputar la cabecera del amputado PJ. En estas condiciones no es serio decir que el kirchnerismo pelea la gobernación de Catamarca, aunque la “dama” visite los pagos del Portezuelo. Pero el fondo de la cuestión es que el kirchnerismo es tan pro-minero como el gobernador al que pretendería desafiar. En el orden nacional, el gobierno que respalda a Corpacci sostiene el mismo compromiso de hierro que Brizuela ha sellado en Catamarca con los contaminadores ‘a cielo abierto’ (ver nota sobre Ley de Glaciares).

Los K no quieren terminar con Brizuela, incluso porque los intereses capitalistas mineros que ellos defienden no ven conveniente “alterar” a Catamarca con un viraje político. La cohabitación entre radicales y kirchneristas está afincada en el seno del Ymad, la empresa minera estatal cuyo directorio fue elegido por CFK, en un acuerdo con Brizuela y la cámara de empresarios mineros. La pretensión de que el voto por Corpacci servirá para terminar con Brizuela es, por lo tanto, una impostura. Para los K, la elección catamarqueña es otra interna más, con vistas a la sucesión presidencial.

Los luchadores y las definiciones políticas

De cara a la inquietud popular causada por la depredación de las mineras, Brizuela y Corpacci se lanzaron a una tentativa de cooptación de los movimientos de lucha de la provincia. Para ello, hablan ahora de “minería responsable” a sabiendas que eso no es compatible con la Barrick, la Yamana Gold y la megaminería. La integración a las listas de los partidos de los contaminadores sólo envolvió, sin embargo, a un puñado de arribistas. Proyecto Sur se apoya en las denuncias y filmaciones de Solanas sobre la minería a cielo abierto. Pero esos señalamientos se han restringido siempre a una cuestión puramente ambiental; no cuestionan el régimen social que habilita la minería a cielo abierto ni han integrado sus denuncias a un planteo integral de transformación social de la provincia. Por ello, no debe extrañar que hayan entregado su lista, nada menos que de Andalgalá, al ganador de la interna radical, resistido por la conducción del Frente Cívico.

En oposición a ello, el Partido Obrero propone una salida popular fundada en una delimitación de clase, o sea en un programa de medidas drásticas de ataque a los monopolios: planteamos nacionalizar la minería, sin ninguna clase de indemnizaciones, bajo el control de los trabajadores; que las grandes propiedades agrarias paguen los impuestos en función del precio de mercado de la tierra, que es treinta veces superior al de la valuación.

La campaña del PO

En los últimos años y décadas, Catamarca ha experimentado una aguda politización. La crisis desatada por el crimen de María Soledad, las luchas del movimiento piquetero, y ahora del movimiento ambiental han dado lugar a un fermento de insatisfacción política con los partidos capitalistas, metidos hasta los tuétanos en esos agravios contra el pueblo. En las elecciones de 2009, ello se expresó en la votación al Partido Obrero, cuando alcanzamos 8.500 votos que, en estas elecciones, alcanzaría para instalar representantes propios en la Legislatura provincial. Esta tendencia se ha manifestado ahora en la constitución de nuestras listas, que van más allá de las fronteras del partido. Nuestra lista es “movimientista”, sí, pero en un sentido contrario al de la disolución política. En torno al PO, queremos armar un amplio movimiento popular dirigido a quebrar el monopolio político de los partidos capitalistas y, por esa vía, arrancar una representación política en la Legislatura y en los concejos. A través de las redes sociales, de pronunciamientos y encuentros de trabajadores, se está desarrollando una verdadera cruzada popular detrás de esta perspectiva.

Enrique Traverso

Você pode fazer o Jornal GGN ser cada vez melhor.

Apoie e faça parte desta caminhada para que ele se torne um veículo cada vez mais respeitado e forte.

Apoie agora

Deixe uma mensagem

Por favor digite seu comentário
Por favor digite seu nome