Nobel da Paz, argentino Adolfo Pérez Esquivel lança campanha para Lula receber o prêmio também

 
Jornal GGN – Prêmio Nobel da Paz, Adolfo Pérez Esquivel, ativista argentino de direitos humanos, lançou nesta quinta (5) uma campanha na internet para que o ex-presidente Lula concorra à premiação. Ele escreveu uma carta e promete entregar o documento com as assinaturas dos apoiadores (veja aqui) ao Comitê Nobel Norueguês em setembro próximo. 
 
“Convido vocês a participar da campanha para que Lula receba o Prêmio Nobel da Paz por sua luta contra a pobreza e a desigualdade. Compartilho a carta de indicação que apresentarei ao Comitê Nobel Norueguês”, escreveu no Twitter um dia após o Supremo Tribunal Federal ter rejeitado um pedido de habeas corpus e cassado a liminar que impede a prisão do petista na Lava Jato.
 
Na carta, Esquivel cita uma série de políticas públicas criadas durante o governo do ex-presidente para combater a desigualdade social, e alerta para o fato de que tais programas estão sendo abandonados progressivamente desde o golpe de 2016.
 
Abaixo, a carta original.
 
 
Al Comité Nobel Noruego

Presidenta Berit Reiss-Andersen

Vice Presidente Henrik Syse

Miembros: Thorbjørn Jagland, Anne Enger y Asle Toje.

S / D

Reciban el fraterno saludo de Paz y Bien.

Mediante esta carta, quiero presentar ante este Comité la candidatura al Premio Nobel de la Paz de Luiz Inácio “Lula” Da Silva, Ex Presidente de la República Federal de Brasil entre los años 2003 y 2010, quien a través de su compromiso social, sindical y político, desarrolló políticas públicas para superar el hambre y la pobreza en su país, uno de los de mayor desigualdad estructural en el mundo.

Como bien ustedes saben, la Paz no es sólo la ausencia de la guerra, ni evitar la muerte de una o muchas personas, la Paz también es dotar de esperanza de futuro a los pueblos, en especial a los sectores más vulnerables víctimas de la “cultura del descarte” de la que nos habla el Papa Francisco. La Paz es incluir y proteger a quienes este sistema económico condena a la muerte y a múltiples violencias. Según el último informe de 2017 de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) el hambre afecta a más de 815 millones de personas en el mundo. Se trata de un flagelo y un crimen que sufren pueblos sometidos a la pobreza y marginalidad, a los que se les roba la vida y la esperanza por generaciones. Por esta razón, si un gobierno nacional se convierte en un ejemplo mundial de lucha contra la pobreza y la desigualdad, contra la violencia estructural que nos aqueja como humanidad, merece un reconocimiento por su aporte a la Paz en la humanidad.

“Lula” Da Silva tuvo como uno de sus ejes fundamentales de gobierno comprometerse junto a los pobres a implementar políticas públicas para superar el hambre y la pobreza. En enero de 2003, en su discurso de asunción de la Presidencia de la República dijo: “Vamos a crear las condiciones que todas las personas en nuestro país puedan comer decentemente tres veces al día, todos los días, sin necesidad de donaciones de nadie. Brasil ya no puede continuar conviviendo con tanta desigualdad. Necesitamos vencer al hambre, la miseria y la exclusión social. Nuestra guerra no es para matar a nadie: es para salvar vidas”. Y en efecto, los programas “Hambre Cero” y “Bolsa Familia” sacaron de la pobreza extrema a más de 30 millones de personas, convirtiendo a Brasil en un modelo exitoso mundialmente reconocido por organismos internacionales como la FAO, el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y el Banco Mundial.

– El porcentaje de personas que vivían con menos de US$ 3,10 por día cayó del 11% en 2003 a cerca del 4% en 2012, de acuerdo a datos del Banco Mundial.

– Hubo una reducción de la tasa de desempleo cercana al 50% de acuerdo con el Instituto Brasileiro de Geografia y Estatística. Y una creación de 15 millones de nuevos puestos de trabajo de acuerdo a datos del Ministerio de Trabalho e Emprego.

– Según el Instituto de Pesquisa Econômica Aplicada (IPEA), el coeficiente del Gini brasilero era de 0,583 en 2003, y en 2014 era de 0,518, lo que señala que las políticas sociales que llevaba el Partido dos Trabalhadores (PT) dejó un Brasil con menos desigualdad social, en promedio la desigualdad cayó 0,9% por año en el intervalo de tiempo 2003-2016.

– La implementación de programas de educación y salud pública elevaron el Índice de Desarrollo Humano (IDH) de Brasil elaborado por el PNUD que en 2010 llegó a US$ 10.607 dólares anuales de ingreso promedio, a una expectativa de vida de 72,9 años, a una escolaridad de 7,2 años de estudio, y a una expectativa de vida escolar de 13,8 años.

El gobierno de Lula fue una construcción democrática y participativa con medios no-violentos que elevó el nivel de vida de la población y dió esperanzas a los sectores más necesitados. El mundo reconoce que hubo un antes y un después en la historia del desigual Brasil luego de las dos presidencias de Luiz Inácio Da Silva. La contribución de “Lula” a la Paz está en los hechos concretos de la vida del pueblo brasileño, y reforzada por los estudios de diversos organismos internacionales.

Estos resultados de los programas de gobierno del PT en Brasil para superar la pobreza y el hambre, no fueron a una política de Estado continuada por otros partidos de gobierno sino una política de gobierno específica que Brasil está abandonando gradualmente. Así lo demuestra el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), que anunció que en el año 2017 Brasil tuvo más de 3 millones de nuevos pobres por las políticas del actual gobierno.

Por estos motivos, con el mismo sentido de esperanza que transmitió Martin Luther King cuando dijo“si el mundo terminara mañana, yo igual voy a plantar mi manzano” , somos muchos los que creemos que el Premio Nobel de la Paz para “Lula” Da Silva ayudará a fortalecer la esperanza de poder seguir construyendo un nuevo amanecer para dignificar el árbol de la vida.

Adolfo Pérez Esquivel

Premio Nobel de la Paz 1980

 

5 comentários

  1. Nobel para Lula

    Acredito que seja impossível essa premiação se efetivar. Os EUA vão intervir de modo duro, grotesco. A minha esperança é que levem essa tentativa de Nobel muito a sério, pois será uma oportunidade imperdível para expor a ação do governo estadunidense em prol do golpe no Brasil. Que seja um mundéu para pegar Trump e dar-lhe um constrangimento geral, e para mostrar ao mundo os sócios gringos do golpe.

  2. Lula foi condenado por
    Lula foi condenado por corrupção porque teria favorecido uma construtora em troca de um imóvel. Todavia, ele nunca recebeu a posse e a propriedade do Triplex e o juiz contornou os conceitos do Código Civil como se eles fossem irrelevantes. Além disso a acusação não provou que Lula fez algo para beneficiar a construtora em troca do imóvel. O juiz que proferiu essa sentença não tinha competência para julgar o caso e demonstrou parcialidade desde o início do processo. Pressionado por generais, o STF negou a Lula o Habeas Corpus. Essa decisão é obviamente nula, pois a decisão foi maculada pela ameaça crível e irresistível feita por militares da ativa. Mesmo assim, em nenhum momento Lula convocou tropas ou estimulou o uso de violência contra seus inimigos. É por isso que ele merece o Prêmio Nobel da Paz.

Deixe uma mensagem

Por favor digite seu comentário
Por favor digite seu nome